La importancia del contexto

Todos tenemos un contexto que hace que seamos como somos.
¿Seríamos los mismos si nos hubiéramos criado en otro entorno familiar?¿Y si hubiésemos tenido otros amigos en el colegio? ¿Y si nos hubiéramos mudado a otra ciudad, a otro país? ¿Nos habríamos enamorado de las mismas personas? ¿Habríamos leído los mismos libros? ¿Habríamos visto las mismas películas? ¿Habríamos tenido aquel primer trabajo? ¿Seríamos diferentes?
Creo que gran parte de nuestra identidad la marca el contexto, quizá por eso es una de mis palabras favoritas.
Desde un punto de vista más lingüístico el contexto también es esencial. Hay muchísimas palabras cuyo significado varía dependiendo del contexto (y es que con algo de texto todo mejora ;-) ). ¿He dicho ya que es una de mis palabras favoritas?
Pues este espacio va de eso, de contexto, o sea, de identidad, de intereses, de la vida. Por aquí colgaré mis impresiones sobre educación, letras, cine... o cualquier otro tema cuyo contexto haya provocado que piense en él lo suficiente para darle algo más de texto. Bienvenido, lector. :-)

2 comentarios

  1. Sabias palabras.
    Somos el resultado de nuestra historia y de nuestro propio pasado. Por eso debemos agradecer que nuestro contexto fuera el que fuera. Sin sobrevalorarlo, sin infravalorarlo, apreciándolo y estimándolo como es, nos ayuda a ser mejores y a darnos cuenta de que seguir el sendero de baldosas amarillas vale la pena. Es un placer compartirlo contigo.
    Gracias por hacernos partícipes de tus impresiones.

    Un abrazo

    Silvia

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario, Silvia. Buena reflexión sobre mi modesta entrada. :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Subir