Love Actually

No soy nada navideña: no decoro la casa ni escucho villancicos...

No obstante, me gusta esta época del año porque vuelvo a casa, puedo estar con mi familia, con mis amigos y porque es una época en la que la gente siempre encuentra un hueco para quedar. ¿No os pasa lo mismo? Hace 3 meses que intentas quedar con un amigo, y nunca encontráis un hueco. Sin embargo, llegan las fiestas, con mil reuniones familiares, de empresa, más trabajo por el cierre del año… y siempre hay un momento para quedar con los amigos, tomar algo y desearles feliz año. Ojalá celebrásemos más. 

Además de la buena costumbre de quedar con los amigos, otra de las tradiciones que nunca fallan es Love Actually. Es una película que hay que ver en esta época del año (y, por supuesto, tener la canción “All I want for Christmas is you” en la cabeza durante todas las navidades). Es una comedia agridulce que condensa y enlaza varias historias de amor —because love is all around— con un estilo muy británico. Para mí, esa es una de las claves de la película, el toque British (la crítica a los estadounidenses es buenísima). Aunque unas historias son felices y otras no tanto, la sensación que deja es muy positiva. Este año intentaré cumplir la tradición y, probablemente, volveré a afirmar que me sigue emocionando cada año. Todavía no tengo claro qué historia es mi favorita, a ver si lo averiguo cuando vuelva a verla. ;)

No hay comentarios

Subir