Velvet: un gran comienzo y un gran final



Supongo que, en el fondo, soy una romántica. Por eso me enganché a la pequeña historia de amor de Alberto Márquez y Ana Rivera. Esos niños que se conocieron, crecieron juntos y se enamoraron; ese amor que superó mil obstáculos, se mantuvo durante años de distancia (¡dos veces!) y... ese final feliz. 
0

¿Inmersión lingüística en el mundo 2.0? Misión imposible

Podéis llamarme exagerada o catastrofista, pero os aseguro que sé de lo que hablo: las redes sociales y la permanente comunicación de este mundo interconectado está acabando con la inmersión lingüística.
0
Subir