Sobre mí

¡Hola!
Soy filóloga desde los tres años. No es que fuese por ahí diciéndole a todo el mundo «¡soy filóloga!», pero desde que aprendí a leer me enamoré de la lengua y de las letras. Primero de las mayúsculas y luego, poco a poco, me fueron encandilando las minúsculas. Los libros fueron teniendo más letras y menos dibujos, más páginas, más historias; una lengua dio paso a otra, y a otra... Llegó la universidad y pude estudiar aquello que tanto me apasionaba: la lengua, la literatura, la cultura. Fui muy feliz durante cinco años y llegó el día en que pude decir orgullosa: «Soy filóloga». Más tarde seguí estudiando, me especialicé y me hice traductora. Desde hace un par de décadas me dedico a aquello que me gusta y me siento afortunada. Leo, viajo y escribo con buena letra. 

No hay comentarios

Subir